Redes sociales
Tu principio sin final

Tu principio sin final

Ven, pasa… No te quedes ahí mirando. Pero ven a cuatro patas, tu postura ante mi presencia será así y de rodillas a partir de hoy. Aquí dejarás de ser lo que eres, no hay ni buenos ni malos, simplemente somos nosotros … Tus represalias y vergüenza no existirán aquí. Primero empezaré por quitarte la ropa, eso será tu primer desnudo y liberación ante mi, luego te pondré el collar en el cuello con tu cabeza agachada entre mis piernas y mi perfume y el tacto de mis muslos te penetrarán la mente de tal manera que no pensarás en otra cosa que en mí.

Sé lo que ronda por vuestra cabeza cada vez que me miráis, cada vez que me acerco a vosotros para deciros algo al oído y estáis cerca de mi largo y bonito cuello, cada vez que os acaricio con las manos o los pies… Pero me excita oír vuestras fantasías, cómo empezásteis a descubrir este maravilloso mundo, vuestras buenas o malas experiencias… Me gusta oíros, observaros y estudiaros, eso me permite conoceros y guiaros.

Yo entro en vuestra cabeza cómo y cuándo me da la gana, aquí siempre hay un principio pero no un final, da igual cuantas veces vengas, siempre vas a pensar en mi y, tendrás necesidad de mi y querrás probar prácticas nuevas, fetiches nuevos y explorar más allá de tus límites o lo que eran tus límites. Seré tu nuevo culto, tu nueva religión. Tu Diosa.

Tu segundo desnudo es tu total liberación, éste no trata de quitarte la ropa, si no de abrir tu mente a mí, dejarte llevar por mí… olvídate de tus limitaciones porque no son límites, son tan solo limitaciones y yo te las haré superar sin apenas darte cuenta.

Una vez esto superado, estarás listo para conocer a tu nuevo yo. Debes permanecer tranquilo por las confusiones que te puedan surgir, poco a poco irás descubriendo a tu nuevo yo, junto a mí, tu Ama y tu Diosa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Me aburro